Cuestión de fe

Una multitud se reunió a esperar a que un pastor resucitara

El pastor había asegurado, antes de morir, que resucitaría al tercer día. Por este motivo, sus fieles se agolparon en las puertas de la funeraria esperando el momento.

26/10/2021 | 18:51

El hecho ocurrió en la ciudad de Goiatuba, Brasil. El pastor Huber Carlos Rodrigues dejó un comunicado antes de morir en el que aseguraba que resucitaría en el tercer día y por ese motivo su familia decidió no enterrarlo, enfrentando a las autoridades gubernamentales que exige el entierro inmediato por motivos sanitarios.

"Mi integridad física tiene que ser preservada por completo, ya que estaré muerto por tres días, y al tercer día, resucitaré. Mi cuerpo durante los tres días no tendrá mal olor ni se descompondrá, porque Dios mismo habrá preparado mi carne y mi cerebro para pasar por esta experiencia”, indicaba el pastor en un documento.

Tras conocerse esta carta, todos sus fieles esperaron frente a la funeraria el momento en que sucediera el milagro de su resurrección. 

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

“Multitud se reúne en la puerta de una funeraria en el interior de Goiás para esperar la resurrección de un pastor. Huber Rodrigues dejó un documento firmado en el que dijo que resucitaría a las 11:30 pm de este lunes (26). Alrededor de las 12:00 am, el cuerpo fue colocado en un coche fúnebre para el velorio”, escribieron desde la cuenta de Twitter de un medio brasileño junto al video de la multitud.

Pasadas las doce de la noche, al ver que no ocurría la resurrección, el cuerpo del pastor fue metido un coche para trasladarlo al entierro.

El pastor había fallecido el viernes 22 de octubre por complicaciones cardiorrespiratorias y según su documento debía resucitar el lunes 25 de octubre a las 23:30, algo que al final no sucedió. 

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/


Te puede interesar

Con 69 años ganó el campeonato de fisicoculturismo

Científico sostiene que la raza humana se extinguirá

Tenía dificultad para respirar y hallaron algo sorprendente