Viva el amor

Hablaron 10 años por redes y se casaron hace tres meses

Ella es de Chaco y el es de Inglaterra. Se conocieron por internet,  después de 10 años se vieron personalmente por primera vez y decidieron casarse. “Fue la mejor decisión de mi vida”, contó la novia

30/11/2021 | 10:28

Marisol Colombo, de 29 años, es de Chaco y agregó hace 10 años a Josh Queen a su lista de amigos. Desde la primera conversación la conexión fue inmediata. En 2020, en medio de las restricciones por Coronavirus Marisol decidió viajar a Inglaterra para conocerlo personalmente.

“Fue la mejor decisión de mi vida”, contó Marisol al medio Infobae y confesó que se arrepintió de no hacerlo antes. El 10 de septiembre pasado se casaron con Josh en una ceremonia pequeña en Chaco.

La pareja se conoció a través de las redes sociales. Marisol estaba estudiando idiomas en la universidad y decidió entrar a buscar perfiles de personas que hablaran ese idioma para charlar y mejorar su nivel. Entre todos, el único que aceptó su solicitud fue Josh.

“A las pocas palabras, sentí que había una conexión muy fuerte. La conversación fluyó desde el vamos: parecía que nos conocíamos de toda la vida”, admitió Marisol. De este modo, y con la tecnología a su favor, hablaron durante 10 años y poco a poco se achicaba esa distancia gracias a los audios, las videollamadas y demás mejoras en la comunicación. “El vínculo solo se enfriaba cuando nos poníamos de novios cada uno por su lado, sino, él estaba presente en todos los momentos de mi vida”, contó la mujer sobre esa relación tan extensa.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

Sin embargo, a pesar de haber tenido otras parejas e incluso llegar a convivir, sentían que había algo más que los unía. “Es como la leyenda romántica del hilo rojo”, dice Marisol.

En 2020, tras una fuerte crisis de pareja ella decidió viajar a Inglaterra sin importar el contexto pandémico que atravesabamos. “Ya no daba para más. Decidí cortar. Me sentía frustrada frente a los continuos fracasos amorosos, y pensé ‘si en todo este tiempo Josh sigue ahí, hay una oportunidad de algo más”. En ese momento, él también se encontraba en un proceso de separación y volvieron a retomar su vínculo de conversaciones de todos los días. 

Sin pensarlo, ella compró un boleto de avión a Londres. “Me la jugué por amor. Me cancelaron el vuelo más de diez veces, hasta que lo logré”. También le fue difícil el ingreso a la ciudad debido a las restricciones a los turistas, pero finalmente pudieron verse cara a cara tras 10 años. Claro que el primer beso no se hizo esperar, y todo fluyó como en una película romántica.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

“Cuando lo vi, no pude hacer otra cosa que correr a abrazarlo. Todo eso que había sentido por mensajes, llamados, se multiplicó por mil”, reconoció Marisol. Ella se quedó allá durante 5 meses, compartió con los amigos de Josh, su familia y aprendió de sus costumbres.  “Estando con él me preguntaba por qué había perdido tanto tiempo. Estar con él me hace mejor persona”.

Un día Josh la invitó a pasear, y para su sorpresa, había preparado un discurso en español con la ayuda de una amiga en la que le propuso matrimonio. “No lo dudé. Le dije que sí, y lloramos”, recordó Marisol.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

Con la visa a punto de vencer Marisol regresó al país. Y comenzaron a planear la boda a pesar de las restricciones dadas en Argentina.  Finalmente, en agosto, Josh pudo llegar, y el 10 de septiembre se casaron en una ceremonia íntima con vistas al río Paraná, en Resistencia. “Desde Londres sus familiares se conectaron por zoom y nos acompañaron con su propia fiesta”.

Ahora, luego de tres meses de casados, Josh regresó por cuestiones laborales a Inglaterra y Marisol ya está tramitando la visa matrimonial. . “Cuando salga, me mudo. Aunque él quiere vivir en la Argentina. Se enamoró del país. Cada día se hace más duro. Lo extraño mucho, quiero recuperar esos 10 años de distancia”, cerró diciendo la enamorada.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/



Te puede interesar

Tragos de autor con un giro único en un bar de Río Cuarto

Clases náuticas en el parador Gerard Le Moy en Calamuchita

Cosquín Cuarteto está de regreso en Córdoba