Historias de vida

El asesino más temido lleva 40 años en una jaula bajo tierra

Se trata de Robert Maudsley,  quien cometió atroces crímenes y que dio vida al personaje de Hánnibal Lecter, de la película "El silencio de los inocentes". Aseguran que nunca saldrá.

02/05/2022 | 08:51

Quien haya visto "El silencio de los inocentes" no creería que podría existir un asesino de ese calibre, pero sí. Es real y se encuentra detenido en Inglaterra hace 40 años bajo tierra en una jaula de cristal desde 1983. 

La vida de Robert Maudsley no fue fácil. Desde niño fue entregado a un orfanato junto a sus ocho hermanos por la adicción a las drogas que tenía su padre y madre. A los 8 años fue sacado de ese lugar por sus progenitores para cobrar el seguro de mantención de sus hijos y su vida se convirtió en un infierno. Su padre lo tenía encerrado en una pieza a la que entraba entre cuatro y seis veces al día a golpearlo y violarlo, lo que generó un daño irreversible en su psiquis.

A sus 16 años fue llevado a un centro de menores, pues había crecido y su padre tenía miedo de que lo matara por todo el daño que le había ocasionado desde pequeño. Fue en ese lugar donde Robert se hizo adicto a la marihuana, la cocaína y comenzó a dedicarse a la prostitución para conseguir el dinero para sus adicciones.

La última foto conocida de Robert Maudsley hace 20 años.

A los 21 cometió su primer crimen atroz al quedar con un pedófilo para tener relaciones sexuales. Cuando el hombre le mostró las fotos de los niños a los que había abusado Robert no pudo controlar la ira y terminó matándolo. Por este motivo fue condenado a cadena perpetua y las pericias psicológicas fueron unánimes: “nunca debe ser liberado. Si lo hacen matará una y otra vez”.

Robert no fue juzgado por su presunta psicosis. Terminó internado en el hospital psiquiátrico de alta seguridad de Broadmoor pero sus problemas se acentuaron. A partir de ese momento comenzó a matar a cualquiera que estuviera en la misma celda que él, intentaron preservar a los demás presos cambiándolo cada vez a cárceles de mayor seguridad pero nada era suficiente para él y sus ganas de matar.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Fue entonces que terminó en Wakefield, llamado la “mansión monstruosa” porque todos sus detenidos eran los asesinos más peligrosos de Inglaterra. Aún siendo la cárcel de máxima seguridad no podían contenerlo y asesinó a varios reclusos, incluso a uno le clavó una cuchara en la oreja y se comió parte de su cerebro. Fue así que recibió el apodo de "Hannibal, el caníbal".

La historia de Robert inspiró al persojane "Hannibal", de la película "El silencio de los inocentes".

Para 1983 construyeron una jaula de paneles acrílicos transparentes de gran grosor en el subsuelo de Wakefield para apartarlo y que deje de ser una amenaza para todos. Allí pasa sus días desde entonces sin tener contacto social con nadie. En el recinto sólo hay una mesa y una silla hechas de cartón comprimido, además de un inodoro y un lavabo fijados herméticamente al suelo. Su cama es de hormigón y la puerta es de acero sólido. Sólo tiene una pequeña abertura por donde los guardias le pasan la comida.

Te puede interesar

La Mona lleva su Festival Bum Bum a Jesús María

Q' Lokura lanzó un nuevo video del Luna Park, esta vez junto a Sergio Torres

Se viene el "Omegazo", escuchá la nota con la banda en la previa de su show